Maranalón y algo de turismo rural

Este fin de semana estuve en Asturias acompañando a un buen amigo que se enfrentaba a su tercer Maranalón, el primero con el nuevo trazado. Desde el punto de vista deportivo lo más reseñable es que, por su perfil descendente, las piernas sufren más en las bajadas que en las subidas. Y que nadie crea que el trazado te ayuda; aquí haces el tiempo que vales.

La organización a cargo de los amigos de Ochobre estuvo a la altura de lo que todo corredor espera en cuanto avituallamientos, seguridad, sanidad, guardarropa, dorsales, llegada a meta y cuidado del medio ambiente, aspecto éste de una especial relevancia ya que la primera parte del Maratón discurre por el Parque Natural de Redes, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Una hora después de terminar la prueba no quedaba ningún resto por recoger.

El recorrido es de una belleza insuperable y permite a los acompañantes seguir la carrera muy de cerca. Un 10 para la organización

Nos alojamos en Los Cascayos, unas viviendas rurales en Abantro, una pequeña aldea colgada de un balcón de roca entre Pola de Laviana y Campo de Caso. No recuerdo haber visto desde hace años un entorno más respetuoso con el medio ambiente, con las tradiciones y con el buen gusto. Los dueños son una pareja encantadora que te hará sentir como uno más de la familia. Se desviven porque no te falte de nada y te proponen un sinfín de actividades para convertir tu estancia en inolvidable.

Las viviendas están dotadas de agua caliente por energía solar y la calefacción es mediante una chimenea alimentada con pellets (biomasa). ¡Otro 10 para Diamantina y su marido y su respeto por el medio ambiente!

En resumen un fin de semana redondo.

Acerca de pacovelez

Soy ingeniero industrial, economista y licenciado en administración de empresas. Me gusta la arqueología industrial y entiendo la economía como un conjunto de conocimientos para promover el bienestar de las personas.
Esta entrada fue publicada en Ecología, Running. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *